Niños que quieren ser artistas

Ideas constantes, como en combustión. Mucho más que un escenario adonde suben músicos, actores, cantantes. La mirada es a todas partes, en busca de lo que falta.(...)

Leer más

Un domingo sin Rosalía

El pasado domingo, el público habitual de la peña vespertina de El batazo extrañó a Rosalía Arnaez. Mirar hacia el escenario y no encontrarse con ella generaba una sensación de que faltaba la pieza principal de un mecanismo.(...)

Leer más

Esto es mucho para un solo corazón

 Andoba con Julio y Bárbaro Marín y Susel Benavides; canciones de Silvio y Pablo en un dúo de los Marín; una chica, Ana María, debuta con el tema de Dirty dancing, Bailando suave en Cuba; Yohana Rosa canta y baila son y rumba debajo del escenario; un joven con voz de oro, Benny Luis, termina cantando Alma mía, de María Grever, con Miguel Barnet, y el Vititi de Pateando la lata aparece de no se sabe dónde y arranca risa colectiva durante15 minutos.(...)

Leer más

¿Casualidad o es Rosalía Arnaez?

El domingo antepasado Rosalía Arnaez se ausentó de su peña de El batazo y el público se redujo casi a cero, el espectáculo careció de enjundia. Regresó este domingo y el espacio se desbordó. Johann Christoph Friedrich von Schiller tenía razón: no existe la casualidad.(...)

Leer más

Colores de El Batazo en La Habana

Yokabi Milanés, profesora de la Universidad de Camagüey, me confesó que el espíritu informal que se respira mientras avanza el espectáculo fue lo que más la impresionó de El batazo en La Habana.(...)

Leer más

Amparo es la rumba, la rumba es Amparo

Amparito Valencia no se resigna a dejar de ser Amparito Valencia. Su mirada conserva algo del brillo que debió tener la de sus 18 años, cuando era un bombón de los cabarets de La Habana de los 50. Y su ímpetu está anclado en aquellos años de codicia rumbera.(...)

Leer más

El batazo: para todos los gustos

El carácter abierto para conformar su programación artística es uno de los distintivos de El batazo en La Habana, y la prueba está en los públicos diversos que visitan esa institución sociocultural.(...)

Leer más

El batazo: variedad, divino tesoro

Cada vez se hace más evidente –y eso lo va comprobando el público- la variedad de la cartelera cultural de El batazo. Es admirable cómo ha ido conformando la semana, de manera que el programa del martes no se parece al del jueves ni al del sábado.(...)

Leer más

La máquina del tiempo vale, El batazo lo enseña

En pleno Centrohabana, donde las tardes de domingo pueden ser tan apacibles como aburridas –a veces violentas- El batazo es oasis y asombro: Rosalía Arnaez, sus invitados, la música de todos los tiempos y la bohemia se unen para vivir y soñar.(...)

Leer más