Previous Next

El batazo: tarde de trova, boleros… y ¡rumba!

   Esta vez, además de Silvia Calderón, que siempre está en el elenco de Rosalía, subió al escenario Virginia Mendoza, una señora afinada y siempre dispuesta a cantar desde su condición de aficionada, y se sumaron Pedro Godínez, un bolerista recio que no se vence a los 85 años, y Yiné del Sol, cantante de Génesis, cuya voz impresionó a más de un espectador. También Odalis Velázquez, representante de la trova santiaguera.

   Y, para calentar la escena y extraer del auditorio aplausos estruendosos, Amparito Valencia regresó al escenario de El batazo a bailar rumba a sus 78 años, con el mismo deseo que cuando triunfó en México y La Habana, en los 50, los 60 y los 70, cuando compartió en el Alí Bar con Benny Moré e integró la cartelera de Mariano Mercerón.

   A finales del año pasado, recién estrenado El batazo como escenario artístico, Valencia se presentó por primera vez, anunciada por su admiradora Rosalía, convencida ésta de que cualquier esfuerzo por devolverle a la rumbera la posibilidad de bailar era hacer justicia. Y, desde entonces, Amparito fijó residencia artística en el lugar que la ha rescatado, en Belascoain, entre Neptuno y Concordia, donde ha vuelto, en su mente y en lo que su cuerpo le permite, a los años de esplendor.

   Sepultada por el tiempo, Amparito Valencia, que 60 años atrás calentó escenarios de La Habana con su compañero de baile Robert, tiene la suerte de que su vida artística regresará en un documental cuyo guion está escribiendo Rosalía Arnaez y que, como en una máquina del tiempo, permitirá que quien alguna vez fue llamada la Emperatriz de la rumba vuelva a vivir en el ímpetu de la juventud.

    

    

  


Comentarios (1)

Me he quedado con ganas de conocer más sobre es señora llamada amparito Valencia, a quien jamás había oído nombrar. Ojalá pueda ver ese documental cuando esté listo. Felicidades al batazo


Otras noticias

¿Algo mejor que una noche de arte?

El primo de Guisa arrancó las carcajadas más sonoras durante la peña de Bárbaro Marín en El batazo, mientras el actor que lo interpreta, Víctor Rojas, mostró un admirable talento para escribir humor.(...)

¿Por qué El batazo?

¿Por qué se llama El batazo?, me preguntaron en Pinar del Río una mujer y un hombre que siguen en Facebook las huellas cotidianas de este proyecto sociocultural.(...)

Los sábados de Coralita Veloz, entre el ritmo y la suavidad

Cuando Raciel y #Coralita Veloz comienzan las noches de sábado asi: la la la la la la, canta con mi coro, oye como va, la la la la la la, deja la tristeza, échala pallá, el público sabe que le espera una noche de movimiento del cuerpo e inquietud de la mente.(...)

La máquina del tiempo vale, El batazo lo enseña

En pleno Centrohabana, donde las tardes de domingo pueden ser tan apacibles como aburridas –a veces violentas- El batazo es oasis y asombro: Rosalía Arnaez, sus invitados, la música de todos los tiempos y la bohemia se unen para vivir y soñar.(...)