Previous Next

El poder de la atracción del arte

Este jueves 20, a las 5 00 de la tarde, inicia un espacio para el humor, algo que faltaba de modo regular. Rompe con Jorge Díaz, humorista inteligente que hace reír mientras el espectador piensa y reflexionas.

El Septeto Nacional Ignacio Piñeiro sube al escenario el mismo jueves, pero en la noche. Un grupo riguroso que cualquier institución quisiera tener en su cartelera, un grupo que sigue el legado de una de las leyendas de la música tradicional cubana.  

Bárbaro Marín y su tropa de persistentes se apropian de las noches de viernes. Desde la Primera Temporada de El batazo, en 2019.

Y Rosalía Arnáez, también fundadora, ahora sube al escenario los sábados, seguida por su tropa de leales cultivadores del bolero y demás géneros de la tradición. (A Rosalía se le recuerda aquella noche en que un grupo de atrevidos desoímos los partes del Instituto de Meteorología y nos fuimos al Batazo a trabajar, sin imaginar que dos horas después estaríamos bajo los embates de aquel tornado que tanto daño hizo en zonas de La Habana).

Y los domingos son ya de la rumba, un género que siempre fue de esa zona de Centrohabana donde El batazo quiere hacerse sentir. En Belascoain y Neptuno.

Si no has ido, hazlo, y no te arrepentirás.

 

 


Comentarios (0)

Sea el primero en comentar sobre esta publicación.


Otras noticias

Ronald y la rumba. La rumba y Ronald

«Te la pasas pendiente a la gente, cuidao, que si te quemas, ponte pa lo tuyo, que hasta tú tienes problemas»(...)

Tarde con Timbalaye

Timbalaye, otro de los grupos cubanos que compiten por la supremacía en el universo de la rumba, fue el segundo en presentarse en El Batazo, que inició el domingo pasado un espacio para este género.(...)

El amor estuvo en El batazo

La energía que El Batazo desplegó por el Día de los enamorados atrajo a decenas de personas ávidas de celebrar el amor real o imaginado, por el que brindaron con la atmósfera de una noche única en el año y la compañía de Bárbaro Marín y sus invitados.(...)