Previous Next

El bolero persiste

   Fue la peña de Rosalía Arnáez, empeñada en hacer valer, junto a decenas de colegas, los géneros tradicionales de la música cubana. Esta vez, El batazo prioriza esta galería de imágenes, y presenta un texto breve, en aras de transmitir la energía que flotó en ese espacio de Belascoain y Neptuno, que transforma por estos días su cartelera para presentar más variedad de géneros y artistas y cambiar la estructura de su funcionamiento.

   Por lo pronto, Rosalía, los demás artistas que llevaron  el arte a la expresión más alta que pudieron -Simone, Hechizo flamenco, Nena Céspedes, Ana Marian, Mariela, Virginia- los creadores que se mantuvieron en las mesas como espectadores -Yolanda Fernández, Miguel Barnet, Nancy Morejón- y las decenas de personas que disfrutaron casi hasta rabiar, entraron en el mejor registro de la corta, pero sustanciosa historia de El batazo.

  


Comentarios (0)

Sea el primero en comentar sobre esta publicación.


Otras noticias

Ronald y la rumba. La rumba y Ronald

«Te la pasas pendiente a la gente, cuidao, que si te quemas, ponte pa lo tuyo, que hasta tú tienes problemas»(...)

El poder de la atracción del arte

El batazo está variando y fortaleciendo su cartelera. Y en este momento, aunque pueda y deba enriquecerla, tiene una programación que califica con buena puntuación.(...)

Tarde con Timbalaye

Timbalaye, otro de los grupos cubanos que compiten por la supremacía en el universo de la rumba, fue el segundo en presentarse en El Batazo, que inició el domingo pasado un espacio para este género.(...)

El amor estuvo en El batazo

La energía que El Batazo desplegó por el Día de los enamorados atrajo a decenas de personas ávidas de celebrar el amor real o imaginado, por el que brindaron con la atmósfera de una noche única en el año y la compañía de Bárbaro Marín y sus invitados.(...)