Previous Next

La alegría de vivir y las tardes de domingo en El batazo

   Sin embargo, a veces hay notas para el ritmo y la alegría, como la que colocó Anaysi Caballero, quien, por segunda vez en las semanas recientes, puso a bailar al auditorio con I Will survive, aquella pieza inolvidable que cantaba la afronorteamericana Gloria Gaynor .

   Y, por cierto, Anaysi, una joven negra simpática e incansable, recuerda un poco a Gaynor cuando llegó a todos con su canción universal, allá por los 70 y 80 del pasado siglo. Al presentarla y hablar de ella, Rosalía exhibe el placer de quien está satisfecha de su elección.

   Otra especie de joyita novedosa que distinguió la tarde en El batazo fue el dúo Ayala, una joven pareja que compone y canta sus propias piezas, y, como para que vean que se lo toman en serio, también se mueven con gracia en escena. Son veinteañeros y parecen pisar sobre un buen camino, aunque la constancia y el rigor dirán la última palabra en lo mucho que les queda por mostrar y demostrar. 

   La poesía, un ingrediente abundante en estas peñas, estuvo ahora en la interpretación de Erduin -así se hace llamar en el universo artístico-, quien declamó dos poemas del chileno Pablo Neruda.

   El resto de la tarde exhibió a una Rosalía que cantó y acompañó, como siempre, ofreció información sobre canciones y artistas, algo común en sus peñas, y mantuvo arriba la alegría de vivir, aun cuando se emocionó con Anaisy antes de que ella cantara I Will Survive, y eso, desde luego, también es parte de la alegría.

    


Comentarios (0)

Sea el primero en comentar sobre esta publicación.


Otras noticias

Ronald y la rumba. La rumba y Ronald

«Te la pasas pendiente a la gente, cuidao, que si te quemas, ponte pa lo tuyo, que hasta tú tienes problemas»(...)

El poder de la atracción del arte

El batazo está variando y fortaleciendo su cartelera. Y en este momento, aunque pueda y deba enriquecerla, tiene una programación que califica con buena puntuación.(...)

Tarde con Timbalaye

Timbalaye, otro de los grupos cubanos que compiten por la supremacía en el universo de la rumba, fue el segundo en presentarse en El Batazo, que inició el domingo pasado un espacio para este género.(...)

El amor estuvo en El batazo

La energía que El Batazo desplegó por el Día de los enamorados atrajo a decenas de personas ávidas de celebrar el amor real o imaginado, por el que brindaron con la atmósfera de una noche única en el año y la compañía de Bárbaro Marín y sus invitados.(...)