Previous Next

La máquina del tiempo vale, El batazo lo enseña

   Lo lindo es que una señora como Virginia Mendoza, aficionada al canto, y dotada de condiciones, puede tomar un micrófono y cantar, y también Roberto Godínez, vestido con elegancia a sus 85, como cuando era muy joven y deleitaba con sus boleros. Todavía deleita con una voz que parece de 35 años.

   Leonor Zayas, con su estatura impresionante, no está siempre en las peñas de Rosalía, de manera que cuando aparece es una fortuna. Y si el actor Jorge Luis de Cabo emprende uno de sus tangos, el argentino que el espectador pudiera llevar dentro se agita y la tarde se pone alegre. Esta vez Jorge Luis le cantó las 40 al público, metido dentro de aquel tango convertido en bolero (Las 40) y popularizado en Cuba por Rolando Laserie:

 

Aprendí que en esta vida

hay que llorar si otros lloran,

y si la murga se ríe, ji uno se debe reír;

no pensar, ni equivocado, ¿para qué?,

si igual se vive,

y además corres el riesgo que te bauticen gil

 

La vez que quise ser bueno, en la cara se me rieron.

Cuando grité una injusticia, la fuerza me hizo callar.

La esperanza fue mi amante, el desengaño mi amigo.

cada carta tiene contra y cada contra se da!

 

Hoy no creo ni en mí mismo, todo es truco, todo es falso,

y aquel que está más alto es igual a los demás.

Por eso no ha de extrañarte si alguna noche borracho

me viera pasar de brazo con quien no debo pasar.

 

Aunque no estaba en cartelera, un trovador joven, Jesús Pérez, consiguió subir al escenario y mostrar un tema propio, deseoso de que lo conozcan más, y Maritza Ramos, que tiene una peña en el Callejón de Hammel, tuvo su espacio en la de Rosalía, que pronto tendrá el suyo en la de Maritza.

   Nada –como se dice en Cuba-, que para salirse del aburrimiento y transportarse a tiempos pasados, solo hay que darse una vueltecita por El batazo, en Belascoain 211, entre Concordia y Neptuno, a recibir los encantos de la peña de Rosalía Arnaez.


Comentarios (0)

Sea el primero en comentar sobre esta publicación.


Otras noticias

¿Algo mejor que una noche de arte?

El primo de Guisa arrancó las carcajadas más sonoras durante la peña de Bárbaro Marín en El batazo, mientras el actor que lo interpreta, Víctor Rojas, mostró un admirable talento para escribir humor.(...)

¿Por qué El batazo?

¿Por qué se llama El batazo?, me preguntaron en Pinar del Río una mujer y un hombre que siguen en Facebook las huellas cotidianas de este proyecto sociocultural.(...)

Los sábados de Coralita Veloz, entre el ritmo y la suavidad

Cuando Raciel y #Coralita Veloz comienzan las noches de sábado asi: la la la la la la, canta con mi coro, oye como va, la la la la la la, deja la tristeza, échala pallá, el público sabe que le espera una noche de movimiento del cuerpo e inquietud de la mente.(...)