Previous Next

Niños que quieren ser artistas

   Con esa filosofía El batazo en La Habana trata de ser útil y buscar utilidades imprescindibles para ir siempre un poco más allá, aunque la realidad, obstinada, ponga obstáculos, una y otra vez.

   Yara Vaillant, al frente del proyecto comunitario Armonía, dedicado a cultivar y fortalecer valores humanos, se ha unido a El batazo para compartir juntos la idea de enseñar arte a niños, en especial canto, baile y percusión.

   «Acudimos a la percusionista cubana Brenda Navarrete, la enamoramos con la idea porque sabíamos que había hecho esto antes, y también a otras personas con dominio del arte con niños, y arrancamos», explica.

   Desde hace dos meses, la propia Yara enseña pasos para bailar, comprueba la capacidad rítmica de los niños mientras los introduce en los cantos infantiles tradicionales, cuyo peso ha cedido terreno a géneros para adultos en la Cuba de los últimos años, al punto de escucharse reguetón en fiestas infantiles.

   Yara aclara que el objetivo de esta zona del proyecto no difiere del fin principal de Armonía de potenciar valores y educación, recuperar el espacio infantil y mantenerlo, para evitar que los niños vayan a la adultez antes de tiempo.

   El batazo se ha unido con ahínco a ese sueño noble, y ofrece su espacio tres tardes a la semana, cuando decenas de padres, vecinos en su mayoría de la comunidad de Centro Habana, una de las más pobladas de la capital, acuden con sus hijos en un intento por hacerlos mejores personas.


Comentarios (0)

Sea el primero en comentar sobre esta publicación.


Otras noticias

¿Algo mejor que una noche de arte?

El primo de Guisa arrancó las carcajadas más sonoras durante la peña de Bárbaro Marín en El batazo, mientras el actor que lo interpreta, Víctor Rojas, mostró un admirable talento para escribir humor.(...)

¿Por qué El batazo?

¿Por qué se llama El batazo?, me preguntaron en Pinar del Río una mujer y un hombre que siguen en Facebook las huellas cotidianas de este proyecto sociocultural.(...)

Los sábados de Coralita Veloz, entre el ritmo y la suavidad

Cuando Raciel y #Coralita Veloz comienzan las noches de sábado asi: la la la la la la, canta con mi coro, oye como va, la la la la la la, deja la tristeza, échala pallá, el público sabe que le espera una noche de movimiento del cuerpo e inquietud de la mente.(...)

La máquina del tiempo vale, El batazo lo enseña

En pleno Centrohabana, donde las tardes de domingo pueden ser tan apacibles como aburridas –a veces violentas- El batazo es oasis y asombro: Rosalía Arnaez, sus invitados, la música de todos los tiempos y la bohemia se unen para vivir y soñar.(...)